Enlaces follow y nofollow: ¿cómo afectan al SEO tras el cambio de Google?

Enlaces follow y nofollow: ¿cómo afectan al SEO tras el cambio de Google?

¡Seguimos un día más desde Online Zebra contándote todos los secretos del linkbuilding! 

En septiembre de 2019 Google anunciaba uno de sus cambios más importantes de los últimos tiempos y que, por qué no decirlo, puso a muchos webmaster en alerta: el atributo “nofollow” dejaba de ser una directriz para pasar a ser una sugerencia. Y no solo eso; se introducían dos nuevos atributos para enlaces: “sponsored”  y “UGC”.

Si ya has leído qué es el linkbuilding y también sabes cómo optimizar los anchor text es hora de que te adentres un poco más en este mundillo.  Descubre qué son los enlaces dofollow y nofollow y la nueva información de Google sobre el nofollow, los enlaces sponsored y UGC.

Diferencia entre enlaces dofollow y nofollow

Hasta el 1 de marzo de 2020, cuando ha entrado en vigor el cambio de Google, existían dos tipos de enlazado:

Enlaces “dofollow” o “follow”

Los enlaces “follow” son los que aparecen por defecto cada vez que enlazas una página desde tu web. Estos enlaces tienen la particularidad de transmitir autoridad web, ya que indica la directriz “follow” a Google; es decir, que debe seguirlo y confiar en la web enlazada.

Enlaces “nofollow”

Fue hace más de 15 años cuando Google creó el atributo “nofollow” para evitar el spam desmedido en los comentarios de blogs. Desde entonces hasta ahora, los enlaces “nofollow” no transmiten (o mejor dicho, no transmitían) la autoridad web hasta otra página, o al menos no tanta ni de la misma forma. Es por esto que muchos webmaster aprovechaban esta directriz cuando su página tenía muchos enlaces externos a otras o, en los enlaces internos, para evitar traspasar la autoridad a páginas no relevantes. 

¿Qué ha cambiado en los enlaces “nofollow”?

Los atributos “nofollow” se seguirán utilizando para marcar aquellos enlaces que no entren dentro de la categoría sponsored y UGC, como una manera de decir a Google que no queremos dar un voto a favor de la página enlazada. 

Hasta marzo, Google no tenía en cuenta ningún enlace marcado como “nofollow”. Desde marzo, esto ha cambiado: ahora los atributos “nofollow”, así como los nuevos “sponsored” y “UGC”, serán únicamente sugerencias y será Google quien decida qué enlaces considerar o excluir. 

Es decir, aunque utilicemos el atributo rel=”nofollow” en nuestro enlazado, Google podría seguir estos enlaces y traspasar autoridad si así lo considera. Por tanto, el “nofollow” ya no es una garantía de que Google ignorará el enlace y no lo tendrá en cuenta. 

Enlace con atributo sponsored (patrocinado)

Google recomienda que los enlaces procedentes de patrocinios, publicidad o intercambios utilicen el atributo rel=”sponsored”. Con este atributo, le estamos indicando a Google que se trata de un enlace de pago. 

Hasta ahora, los enlaces de pago se recomendaban marcar con “nofollow”, por lo que puede que te encuentres con centenares de enlaces marcados de este modo. ¿Debes cambiarlos? No, tranquilo. Aunque Google recomienda que se utilice el atributo “sponsored” para nuevos enlaces, no hay necesidad de que cambies los enlaces ya creados. 

Enlace con atributo UGC (User Generated Content)

El atributo UGC ha sido creado para marcar contenido creado por el usuario (User Generated Content), por ejemplo, en la sección de comentarios de un blog o de un foro. 

En este caso, tampoco es necesario cambiar los enlaces ya generados con atributo “nofollow”. 

¿Cómo ver si un enlace es nofollow, sponsored o UGC?

Averiguar si un enlace es nofollow, sponsored o UGC es sencillo. Únicamente tenemos que acceder al código html y buscar el enlace en cuestión o, más sencillo aún, entrar en nuestro navegador y hacer lo siguiente:

  1. Selecciona el enlace que quieres analizar y haz clic en el botón derecho de tu ratón. 
  2. Selecciona la última opción: “Inspeccionar”. 
  3. Se te desplegará una ventana en la que encontrarás el código fuente de la página en el punto exacto donde se encuentra el código del enlace. 
  4. Busca el enlace, marcado con el código <a href=”enlace” rel=”atributo”> enlace </a> y fíjate en el marcado rel=”nofollow”, rel=”sponsored” o rel=”UGC”. ¿No tiene un rel=”atributo”? Entonces, es follow. 

nofollow enlace

Como este proceso puede resultar demasiado tedioso te aconsejo la extensión NoFollow para Google Chrome, que te señalará en rojo los enlaces que presentan una directriz diferente a “follow”. 

Pero además, tanto si hablamos de linkbuilding externo como interno, hay que estudiar qué tipo de enlaces hay en tu web y hacia tu web. 

Para medir el perfil de enlaces entrantes a tu web ninguna herramienta es tan precisa como AhRefs, con la que puedes tener un estudio minucioso de tu perfil de enlaces, así como conocer los dominios de referencia que te enlazan. 

A nivel de enlazado interno, herramientas como Screaming Frog te proporcionan información del atributo del enlace, el texto ancla que tiene el enlace, la página donde se encuentra el enlace y a dónde apunta. Todo detallado para que puedas localizar el enlace en un abrir y cerrar de ojos. 

No te preocupes si tu web tiene más enlaces entrantes nofollow que follow, es lo habitual y por tanto lo que Google considera como más natural. Recuerda además que los enlaces nofollow ahora sí que pueden pasar autoridad web a la página enlazada si Google lo considera. Además ten presente que Google se fija cada vez más en la intención del usuario, por lo que en ocasiones un buen anchor text que atraiga el clic hasta tu web es más decisivo que una directriz de seguimiento.

¿En qué casos debes usar “nofollow”, “sponsored” o “UGC”?

Estos son los casos fundamentales en los que había que añadir enlaces nofollow en tu web:

  • Comentarios en blogs. En muchas webs la sección de comentarios del blog permite por defecto añadir un enlace y en muchos de estos, también por defecto, la directriz era nofollow. Esto se debe a que es recomendable indicar a Google que nuestra web no se hace responsable de estos enlaces salientes y por lo tanto no queremos dividir entre ellos nuestro link juice. A partir de ahora, este tipo de enlaces es aconsejables marcarlos como “UGC”, aunque puede ir acompañado de “nofollow”. 
  • Enlaces de pago. Google, en su afán de intentar ser perfecto para el usuario, no le gusta que le engañemos comprando enlaces en webs de compraventa de post. Pero no lo puede evitar, así que lo que recomienda es que en todos estos post que se incluya un enlace de pago, la directriz de rastreo fuera nofollow. Actualmente, estos enlaces se recomienda que sean “sponsored”. 
  • Enlazado interno. Si escribes un post en tu blog y desde él enlazas a otro artículo de tu web o a la página de servicios, ni te lo pienses, pon siempre enlaces follow. El conflicto llega con todos los links a los que a veces no eres consciente que enlazas, ¿cuántos enlaces tiene el footer de tu web que se replica en todas las páginas? Aunque ahora “nofollow” sea una sugerencia, intenta implementar la directriz nofollow en este tipo de enlaces como el de política de cookies o aviso legal para que Google sepa que no quieres perder link juice en estos enlaces.
  • Temática. Si por alguna razón en un post enlazas una página cuyo contenido no es de la misma temática o parecida que tu web, te aconsejo que incluyas el atributo “nofollow” a este enlace, Google también te lo agradecerá.

Cómo poner atributo al enlace

Actualmente existen varios plugins que permiten de forma sencilla seleccionar que el enlace sea nofollow, exactamente de la misma manera que podemos indicar que se abra en una pestaña nueva. Sin embargo, si quieres añadir esta directriz en tus enlaces es porque realmente te interesa el SEO de tu web, por lo que te recomiendo que en lugar de descargar otro plugin que puede elevar el tiempo de carga de tu página, edites el código html añadiendo la etiqueta rel=”nofollow. Por ejemplo:

<a href=”web.com” rel=”nofollow”>anchor text</a>

Con esta sencilla directriz obtenemos un enlace nofollow desde nuestra web, pero, ¿sirve de algo llenar nuestro site de enlaces nofollow?

Como puede que te hayan surgido algunas dudas sobre los enlaces “nofollow”, “sponsored” y “UGC”, te dejamos a continuación algunas respuestas de Google, casi al pie de la letra, a las preguntas más habituales. 

¿Tengo que cambiar los enlaces nofollow existentes?

Como hemos comentado, no es necesario. Si estás usando nofollow para marcar enlaces patrocinados o para indicar que la página a la que enlazas no merecen tu voto de confianza, puedes dejarlo tal como está. 

¿Se puede usar más de uno de estos atributos en un enlace?

Sí.  Los atributos nofollow, sponsored y UGC no son excluyentes. Puedes combinar los atributos en tus enlaces; por ejemplo, “rel=”nofollow sponsored”. Así, además, te aseguras que sea leído por motores de búsqueda que aún no hayan implementado los nuevos atributos. 

¿Debo cambiar las etiquetas “nofollow” por “sponsored”?

Si tienes enlaces patrocinados marcados como “nofollow”, no tienes que cambiarlos. Puedes seguir usando nofollow para evitar posibles penalizaciones. Sin embargo, Google recomienda que se utilice rel = “sponsored” para nuevos enlaces. 

Ahora ya sabes cómo y cuándo se utilizan los atributos “nofollow”, “sponsored” y “UGC”, te recomendamos que empieces a implementarlos en tu estrategia de linkbuilding para adaptarte a las directrices de Google. 

Si necesitas ayuda para con tu estrategia de linkbuilding   ➡️ ¡Contacta con nosotros!

 


Autor: Eduardo Carabaño

Director de Online Zebra. Cuenta con especialidades como SEO, SEM, usabilidad, Adwords y analítica web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *