Seleccionar página

Con este artículo queremos explicaros de forma amena y paso a paso qué es una redirección, qué tipo de redirecciones podemos hacer y cuál es el mejor método para hacer una redirección 301 sin perjudicar tu posicionamiento orgánico. ¡Comenzamos!

Lo primero que vamos a hacer es comenzar con la definición de redirección 301 y la explicación de los diferentes tipos que realizar en nuestro sitio web.

 

¿Qué es una redirección 301?

Cuando hablamos de una redirección 301 nos referimos a un comando que permite, tanto a los usuarios que llegan a una URL como a Google, ser enviados de una página a otra automáticamente y de forma permanente.

 

Por ejemplo, si hacemos una redirección 301 de la URL https://onlinezebra.com/agencia-seo/ indicando que redirija a https://onlinezebra.com/agencia-seo-madrid/, cuando un usuario o robot de búsqueda quieran revisar la página /agencia-seo/, directamente serán redirigidos a /agencia-seo-madrid/.

 

Existen diferentes formas de generar redirecciones 301, aquí te dejo un ejemplo de cómo hacerlo de página a página en el htacces:

Redirect 301 /pagina-antigua/ https://tudominio.com/pagina-nueva/

 

Tipos de redireciones web

Redirecciones 301

Una redirección 301 es un comando que nos permite enviar, tanto a los usuarios como a los robots de los distintos motores de búsqueda, de una página web a otra de forma automática y de forma permanente.

Redirecciones 302

Una redirección 302 es un comando que nos permite enviar, tanto a los usuarios como a los robots de los distintos motores de búsqueda, de una página web a otra de forma automática y de forma temporal, es decir, por un tiempo limitado.

 

A modo de conclusión, ambas redirecciones tiene como principal acción enviar a los usuarios de una página a otra, la única y principal diferencia de uso es la temporalidad con la que se realiza la acción.

 

Por ejemplo, si tú has hecho una página web nueva para tu negocio y también has cambiado el dominio, te interesa hacer una redirección 301 del antiguo al nuevo para no perder el posicionamiento que ya habías generado. En cambio si este rediseño fuese temporal y tuvieses pensado utilizar ese dominio en un breve periodo de tiempo deberías hacer una redirección 302.

¿Para qué sirve redirección 301?

Básicamente, este tipo redirección nos permite:

  1. Mantener la Autoridad de los enlaces que apuntan a la URL antigua en la URL nueva.
  2. Mejorar la experiencia del usuario (que no encontrará errores 404).

Una de las formas que Google tiene de valorar la optimización de nuestra página es la experiencia de usuario, así que ponte en su lugar. ¿Qué pensarías de una página con una tasa de rebote alta, que se abandona al momento y que no lleva a ningún otro lado? Piensa qué es lo que haces tú cuando llegas a una página que arroja un error 404. Exacto: te marchas.

Este escenario es evitable. Con un redireccionamiento 301, podemos mandar a un usuario una URL que ya no usamos o que quedó vieja a la que realmente nos interesa que vea automáticamente. Del mismo modo, le estamos diciendo a Google que nuestra URL buena es la que marcamos con el redireccionamiento 301. Gracias a ello, los usuarios no tienen esa desagradable experiencia de llegar a una página que no existe.

Pero todavía hay más. La redirección 301 permite que toda la Autoridad que nos dan los enlaces que apuntan a una URL pase a otra. Esto es especialmente importante pues otros redireccionamientos, como el 302, no tienen esta característica ya que considera que no es una redirección permanente sino temporal.

 

¿Cuándo hacer una redirección 301?

Son muchas las situaciones las que puedes resolver realizando una redirección 301, más de las que puedas llegar a pensar. Para analizarlos correctamente es necesario conocer el proyecto, su naturaleza y condicionantes. Aún así, existe algunas ocasiones en las que casi siempre es necesario realizar una 301:

1. Cambios de dominio

Este es uno de los motivos más comunes por los que debes hacer una redirección 301 en una web. Son muchos los motivos por los que puedes querer hacer una redirección de dominio a dominio:

  • Cambies el nombre de tu marca.
  • Has comprado un dominio expirado.
  • Otras causas motivadas por la mejora del tráfico SEO.

2. Landing pages

Si en tu sitio web creas páginas o landing pages de aterrizaje con ofertas o para productos específicos es posible que quieras traspasar la fuerza conseguida a otros productos similares. En este caso puedes optar por realizar una redirección 301 de esa landing que ya no está en uso o está desfasada por la del nuevo producto.

El objetivo de realizar la redirección 301 en este caso es transmitir la autoridad de la página antigua y así conseguir que la nueva tenga más fácil posicionar.

3. Actualización de contenidos

En los sitios web que ya tienen cierto recorrido es necesario ir realizando auditorías de contenido. El objetivo de estas auditorías es conocer qué funciona, qué no y ver posibles mejoras.

Es común reutilizar y fusionar el contenido que no funciona para convertirlo en nuevos artículos y páginas o eliminar directamente contenido que no es útil. Durante el proceso es común realizar redirecciones 301 con el objetivo de no perder enlaces y traspasar autoridad a contenidos ya creados y que funcionan.

4. Cambios en la estructura de URL

Durante la evolución de una web es normal que se realice algún cambio en la estructura de la URL. Imagínate que al crear tu web dejaste las categorías de los productos o del blog y ahora te genera URLs excesivamente largas.

En este caso puedes modificar la URL, pero debes hacer una redirección 301 a la nueva estructura de URL, ya que sino perderás el posicionamiento orgánico obtenido hasta ahora y generarás errores 404 not found.

5. Contenido duplicado – Canibalizaciones

Es posible que durante la auditoría de contenido encuentres que tienes mucho contenido duplicado o que estés atacando palabras clave con diferentes páginas. Para solucionar estos problemas es común realizar redirecciones 301 al contenido más completo o que mejor posicionado esté y si es necesario mejorarlo para responder de una forma más completa la intención de búsqueda del usuario.

6. Productos descatalogados

En las tiendas online es normal que haya variaciones de productos y cuando estos desaparecen generen errores 404. En ocasiones, hay productos que alcanzan gran visibilidad orgánica o han sido muy enlazados de tal forma que han ganado mucha autoridad.

Este tipo de productos no podemos dejarlos abandonados en un error 404. Tenemos que hacer una redirección 301 a un producto similar que sea interesante en cuanto a margen económico y ventas, o en su defecto a la categoría a la que pertenece el producto (siempre que no haya uno similar).

 

¿Cómo hacer una redirección 301?

Como ocurre casi siempre en WordPress, tenemos diferentes formas de realizar una redirección 301 y 302. En este caso me voy a centrar en enseñarte cómo se hacen con el plugin Redirection.

Redirecciones 301 con el plugin Redirection

Mi plugin preferido para hacer redirecciones 301 y 302 es Redirection. Se trata de un complemento gratuito para WordPress que lleva mucho tiempo en el repositorio de plugins, tiene muy buena valoración por los usuarios (4,3) y se suele actualizar con frecuencia por lo que es un plugin recomendable. A todas estas características hay que añadirle una muy importante: es fácil de usar. A continuación te cuento como:

 1. Instala el plugin en tu WordPress

Para esto lo primero que tienes que hacer es entrar en tu sitio web, ir al apartado de plugins instalados > clicar en «añadir nuevo«. Una vez estés en el repositorio de plugins de WordPress, utiliza el buscador y escribe «Redirection«. Dale a instalar y luego a activar.

El plugin que debes instalar es el siguiente, posiblemente veas más, no te confundas:

instalar plugin redirection para hacer redirecciones 301 y 302

2. ¿Dónde se encuentra el plugin Redirection?

Para hacer redirecciones 301 y 302 con este plugin tienes que ir a sus ajustes. Para ello tienes que ir al apartado Herramientas > Redirection. Una vez dentro encontrarás todas las redirecciones que hayas realizado con el plugin, si lo acabas de instalar estará vacío.

3. ¿Cómo hacer un redirección 301 con el plugin Redirection?

Dentro del plugin encontrarás un botón que dirá «Añadir nueva», si clicas ahí se desplegarán las opciones para que puedas hacer las redirecciones que necesites:

 

Como hacer una redirección 301 con el plugin Redirection1

 

  • URL de origen: en este apartado debes añadir el slug de la URL que quieres redireccionar, es decir, todo lo que va detrás de https://tudominio.com/
  • Parámetros de la consulta: esto déjalo como está.
  • URL de destino: escribe la URL completa a la que quieres redirigir el contenido antiguo, es decir, https://tudomino.com/url-nueva/
  • Grupo: en este apartado puedes elegir cuál es el grupo al que pertenece la redirección o crear uno nuevo.

Una vez hayas completado estos apartados, revísalos y dale al botón de «Añadir redirección».

4. Redirecciones más avanzadas con Redirection

Redirection es un plugin muy completo y te permite realizar redirecciones más avanzadas. Con el paso 3 hemos realizado una redirección 301 normal, pero ¿Qué pasa si queremos realizar otro tipo de redirecciones como una 302 o una 307?

Para poder hacerlas es necesario clicar en el icono de rueda dentada que hay al lado del botón de «añadir redirección» y se desplegarán opciones más avanzadas:

 

Cómo hacer una redirección avanzada

 

  • Coincidencia: con esta opción puedes elegir la forma en la que quieres que se genere el redireccionamiento. Es aconsejable mantenerlo como viene por defecto.
  • Cuando coincide: con esta opción puedes elegir la acción que se produce cuando un usuario hace clic sobre la URL antigua. Como en la anterior opción es mejor mantenerlo como viene por defecto.
  • Con el código HTTP: en este apartado puedes seleccionar el tipo de redirección quieres que se realice. La opción más común es mantenerlo en 301, pero también puedes seleccionar 302, 307 0 308, aunque esto es para ocasiones especiales y usuarios avanzados.

 

Ejemplo: De recetas.wordpress.com a recetas.com sin perder ni un enlace

Imagina que tienes un blog de recetas que llevas alojando en wordpress mucho tiempo. Años y años de escribir todas tus recetas a buen seguro habrán conseguido que tengas un blog grande, con una buena comunidad que te visita regularmente y que, por supuesto, te ha enlazado desde sus propios blogs. Incluso posicionas en los primeros puestos de Google para recetas muy concretas que les han encantado a tus lectores.

Con el nuevo año, decides dar un cambio de look a tu página y quieres abandonar tu URL recetas.wordpress.com por algo con un aspecto más profesional, como recetas.com. ¿Qué sucede con todos esos esos enlaces que nos hacían tener una estupenda base de link building conseguido de forma natural? Que, con el redireccionamiento 301, pasarán automáticamente a apuntar a la nueva página y, gracias a ello, toda la Autoridad que estábamos consiguiendo con nuestro primer dominio se mantendrá en el nuevo. Como Google tiene muy en cuenta este aspecto a la hora de ayudarnos a posicionar,  ese 301 será perfecto para que podamos seguir trabajando en nuestra web sin partir de cero.

Con el tiempo, gracias a la redirección permanente 301, la vieja URL dejará de aparecer en los resultados a favor de la nueva URL, que será la que empiece a posicionar. Ten en cuenta que Google se toma su tiempo para dejarlo todo asentado; que todo esto ocurra llevará su tiempo.

¿Cómo sé que redirección tiene una página?

La herramienta que empleamos Online Zebra para saber si existen redirecciones a una página y de qué redirección se trata es Redirect Path, de Ayima. Con esta extensión que podemos incorporar a Google Chrome, tendremos claro si existe una redirección 301, 302, 307 o ninguna en absoluto. Ya os hablamos en profundidad de esta herramienta en el blog de Online Zebra.

redirection path

Redirecciones 301 en pleno 2024: ¿Qué debo tener en cuenta?

En la era digital actual, donde la velocidad y eficiencia de un sitio web son cruciales para el éxito de SEO, es imperativo prestar atención a dos aspectos fundamentales: el impacto de las redirecciones en Core Web Vitals y la implementación de estas a través de servicios de CDN. Las redirecciones, aunque esenciales para la gestión web, pueden afectar negativamente la experiencia del usuario y el rendimiento de un sitio si no se manejan con cuidado. Por otro lado, la utilización de CDN para gestionar redirecciones ofrece una solución eficaz para mejorar la velocidad de carga y la distribución del contenido. Abordar estos puntos no solo optimiza la salud técnica de un sitio web sino que también refuerza su posicionamiento en los resultados de búsqueda, un aspecto crucial en el competitivo mundo del marketing digital. Os contamos más:

Impacto de las Redirecciones en Core Web Vitals

Las redirecciones son una herramienta esencial en la gestión de sitios web, pero su uso indebido puede tener un impacto significativo en los Core Web Vitals, factores críticos en el algoritmo de clasificación de Google. Las redirecciones, especialmente las cadenas de redirecciones innecesarias, pueden deteriorar la velocidad de carga de una página, lo que afecta directamente el Largest Contentful Paint (LCP), una de las métricas clave de los Core Web Vitals. Además, las redirecciones pueden influir en el Cumulative Layout Shift (CLS), ya que los elementos de la página pueden cargar y visualizarse de manera diferente durante el proceso.

Para minimizar estos impactos negativos, es crucial optimizar el uso de redirecciones, limitando su número y asegurando que sean directas. Implementar redirecciones 301 para páginas permanentemente movidas en lugar de múltiples redirecciones temporales puede ayudar a mejorar la experiencia del usuario y, por tanto, los Core Web Vitals. Optimizar las redirecciones es esencial no solo para mantener la usabilidad y satisfacción del usuario sino también para fortalecer la posición de un sitio web en los resultados de búsqueda de Google. Hay multitud de herramientas para optimizar la caché de la página y aligerar la velocidad de la página. Por ejemplo, WP Rocket es de los mejores plugins que podemos instalar.

Implementación de Redirecciones a través de Servicios de CDN

La implementación de redirecciones a través de servicios de Redes de Entrega de Contenido (CDN) representa una estrategia avanzada para mejorar la velocidad de respuesta y eficiencia de un sitio web. Los CDN, al almacenar copias de su contenido en múltiples ubicaciones geográficas, pueden manejar redirecciones a nivel de servidor mucho más rápidamente que si estas se procesaran directamente en el servidor de origen.
Esto no solo reduce la carga en el servidor principal, sino que también minimiza la latencia, mejorando la experiencia general del usuario. Además, los CDN modernos ofrecen configuraciones avanzadas que permiten a los administradores de sitios web gestionar redirecciones de forma más dinámica y con condiciones específicas, adaptándose a necesidades particulares como redirecciones basadas en la ubicación del usuario o el tipo de dispositivo.
Esta capacidad de personalización y eficiencia en la gestión de redirecciones a través de CDN es crucial para sitios web con tráfico global, donde la optimización de la velocidad de carga y la entrega de contenido relevante de manera eficiente son fundamentales para mantener una alta satisfacción del usuario y cumplir con los estándares de SEO actuales. Si quieres estar al tanto de las últimas novedades este 2024 en SEO, PPC y RRSS no te olvides de visitar nuestro blog.