(+34) 91 668 45 71 info@onlinezebra.com

Si te estás iniciando en el mundo SEO, es posible que haya llegado a tus oídos la importancia que las redirecciones tienen a la hora de conseguir un buen posicionamiento web para tu proyecto online. Dependiendo de las acciones que busquemos llevar a cabo, existirán diferentes tipos de redirecciones, que nos ayudarán a que dichos cambios no perjudiquen a nuestro SEO.

En este post, queremos centrarnos en las redirecciones 307. Te contaremos a qué hace referencia exactamente una redirección 307, para qué se utilizan, cuál es su principal diferencia con respecto a otros tipos de redirecciones y cómo crearlas fácilmente para tu sitio web.

 

¡Sigue leyendo para conocer todo lo que necesitas saber acerca de las redirecciones 307!

 

¿Qué es una redirección 307?

La redirección 307 se utiliza cuando el recurso sobre el cual se ha realizado la petición, realiza una redirección temporal hacia otro recurso. Este tipo de redirección indica que el contenido que se está solicitando, se encuentra aún en nuestro servidor, pero que se accede a él a través de una ubicación diferente de manera temporal. Es una redirección server-side que se utiliza para indicar que este recurso ha sido movido temporalmente.

En este tipo de redirección, la URL de origen no existe temporalmente, pero la podrás encontrar en la URL de destino. Pasado un tiempo, Google puede llegar a considerarla como permanente. Es decir, cuando implementamos una redirección 307, llevamos tanto a los usuarios, como a los bots de Google, de una URL de origen a otra de destino, que nos interese que sea así mostrada de manera temporal.

¿Cuándo usar una redirección 307?

Llegados a este punto, es posible que te estés preguntando en qué circunstancias viene siendo necesaria la utilización de una redirección 307 en tu sitio web. Su utilización, realmente no es muy común, y suele darse para algunos supuestos específicos.

  1. Si tenemos cierto contenido en mantenimiento o alguno de nuestros productos se encuentra sin stock, podemos llevar a cabo una redirección temporal hasta que podamos completar las modificaciones o restaurar el stock.
  2. Cuando el navegador sabe que un sitio web se encuentra utilizando HSTS, te obligará a acceder desde la versión HTTPS a través de una redirección interna. Los navegadores utilizarán una redirección 307, para redirigir una página HTTP hacia una página HTTPS.
  3. Este tipo de redirección, suele utilizarse para que puedas asegurarte de que los usuarios de tu sitio web, no llegan a actualizar la página, cuándo ésta contiene datos sensibles, como puede ser los números de una tajeta de crédito durante el pago en un ecommerce.

Diferencias entre una redirección 302 y 307

Aunque ambas hacen referencia a redirecciones temporales, debemos destacar algunos puntos en los que las redirecciones 302 difieren de las 307. La diferencia principal es el carácter ‘found’ de la URL original en la redirección 302, ya que en el caso de la redirección 307 la URL original no se encuentra, por lo que redirigimos al usuario o a los motores de búsqueda a un nuevo recurso.

En la versión 1.0 del protocolo HTTP, la redirección 302, se refería a aquellos recursos que habrían sido movidos temporalmente. Con la llegada de la versión 1.1 de HTTP, las redirecciones 307 han tomado el lugar que anteriormente ocupaban las 302 como redireccionamientos temporales.

¿Cómo crear una redirección 307?

Ahora que ya conoces en qué pueden ayudarte este tipo de redirecciones, te contamos de qué métodos dispones para llevarlo a cabo. No existen una única manera de llevarlo a cabo, por lo que podrás escoger la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

Redirecciones 307 con el archivo .htaccess

Mediante un acceso FTP, deberemos llegar al archivo raíz de nuestra página web. Ahí encontraremos, el archivo .htaccess. En ocasiones, este archivo permanece oculto, por lo que es posible que tengas que revisar la configuración de tu cliente FTP, si éste no se encuentra visible.

Puedes utilizar cualquier programa de edición de código o un editor de texto sin formato, como puede ser el bloc de notas de Windows. Una vez hayas accedido al mismo, te recomendamos insertar este código al final de dicho archivo:

 

Redirect 307 /página1/ https://midominio.com/pagina2/

 

De esta manera, estarás redirigiendo temporalmente tanto a los usuarios como a los bots de Google, desde https://midominio.com/pagina1/ a  https://midominio.com/pagina2/. Tras haber realizado los cambios, asegúrate de guardarlos para que tu redirección se encuentre operativa. Una vez decidas eliminar la redirección temporal, será tan sencillo como quitar dicha línea de código.

Utilizando un plugin en WordPress

Si tu página web se encuentra alojada en un WordPress, será tan sencillo, como utilizar uno de los plugins que este CMS pone a nuestra disposición.

 

  1. Instala el plugin “Redirection“, desde la sección de plugins de tu WordPress: Añadir nuevo > localiza en el buscador el plugin “Redirection” > Instalar > Activar.
  2. Dirígete a los ajustes del plugin para crear la redirección: Herramientas > Redirection > Añadir nueva
  3. En el desplegable, indica la opción “307 – Redirección temporal” tal y como te indicamos en la imagen.
  4. Añade la URL de origen a partir de una URL relativa “/pagina1/”, así como la URL de destino completa, donde quieres redirigir tu contenido “https://midomino.com/pagina2/”.
  5. Cuando hayas configurado estos parámetros, haz clic en “Añadir redirección” y ya tendrías configurada tu redirección 307.

 

Es fundamental, llevar a cabo una revisión exhaustiva de las URLs que tenemos en nuestro sitio web. Para ello, debemos conocer en qué supuestos debemos implementar cada una de ellas, con el fin de que nuestro posicionamiento no se vea perjudicado.  En Online Zebra trabajamos distintos aspectos del SEO a la hora de posicionar nuestros proyectos en las búsquedas orgánicas. Las redirecciones, son sin duda un pilar fundamental en toda estrategia SEO.

 

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?