Cómo usar tus fotografías en tu estrategia de link building

Cómo usar tus fotografías en tu estrategia de link building

Las imágenes son un elemento imprescindible en el marketing online. Hoy, en el blog de Online Zebra, vamos a tratar cómo usar un tipo de imagen muy concreto, las fotografías, dentro de nuestra estrategia de link building para conseguir enlaces de calidad hacia nuestras páginas.

Breve introducción: Fotografías y otros tipos de imágenes para link building

La lista de tipos de imágenes que pueden usarse en una estrategia de link building es tremendamente extensa. Lo primero que tienes que tener en cuenta es que no tienen por qué ser solamente fotografías. Por ejemplo, las infografías son uno de los tipos de imágenes que más se comparten en redes sociales, pues resultan al mismo tiempo atractivas e informativas. Si tienes recursos para crear un diseño espectacular que dé fuerza a datos interesantes, tendrás medio camino recorrido. En ese mismo sentido, crear un meme exitoso nos va a asegurar un buen puñado de posibles enlaces, pues estas imágenes se comparten de forma viral.

Por esta vez, vamos a dejar de lado estas imágenes tan populares en el internet actual y vamos a centrarnos en las fotografías y sus posibilidades en el desarrollo de una estrategia de link building.

Las fotografías son contenido original y de calidad

¿Por qué centrarnos en las fotografías? Seguro que has leído y escuchado un millón de veces la siguiente máxima: “El contenido es el rey” (o su versión en inglés, “content is king”). Aplicado al tema que hoy nos ocupa, podemos traducir esa frase en dos características. Originalidad y calidad. Las fotografías ideales para realizar link building deben ser originales, únicas, atractivas y bien realizadas.

A la hora de encontrar imágenes que nos sirvan para ilustrar nuestros artículos o nuestras páginas, es habitual que nos encontremos en un aparente callejón sin salida: cuando las fotografías son de calidad, tenemos que pagar por ellas o tal vez estén protegidas por copyright; cuando las podemos usar libremente, a veces no son exactamente lo que buscamos o, directamente, no tienen la calidad suficiente para considerar su uso. ¿Cómo solucionar este problema? Crea nuestras propias fotografías, originales y de calidad. No solo te servirán a ti, sino que tendrás a un montón de gente con ganas de emplearlas en sus propias páginas.Si logras crear contenido de calidad en formato fotográfico, ya tienes la mitad del trabajo hecho. Ahora, a por los enlaces.

Comparte tus propias fotografías (a cambio de un enlace)

Imagina que tienes un blog de viajes (tal vez lo tengas y no sea necesario que lo imagines) y que tienes un montón de fotografías únicas de sitios tan espectaculares como las calles de Estambul, las cataratas Victoria o las Tablas de Daimiel. ¿Por qué no compartirlo con el mundo… y conseguir enlaces gracias a ello? Hace unos cuantos años, viajé a Estados Unidos con mi familia. La fotografía que tienes bajo estas líneas corresponde al Cañón del Colorado. Si quieres, puedes usarla. Solo tienes que referir a este artículo con un enlace a cambio, atribuyéndome su autoría.

canon del colorado

Imagina que en lugar de un blog de viajes lo que tienes es un blog culinario, donde ilustras tus recetas originales con instantáneas que sacas con tu propio teléfono. ¿Por qué no ofrecérselas a otros blogs de tu mismo nicho, a cambio de que hagan referencia a tu web mediante un link? ¿No tienes un blog de viajes o de gastronomía? Seguro que a partir de estos dos ejemplos puedes encontrar ideas para tu propio sector.

No debemos olvidar las posibilidades que nos ofrece el guest posting, también para usar nuestras propias fotografías. Si tienes una oportunidad de publicar como autor invitado en un blog, aprovecha y utiliza una imagen de tu cosecha acompañando a tu texto. Reivindica tu autoría mediante un enlace a tu web (no hay mejor práctica que reconocer el trabajo de alguien, ya sea propio o ajeno) y piensa que si, además de un artículo espectacular lo acompañas con una imagen única, es mucho más probable que te vuelvan a invitar a publicar con ellos, potenciando la posibilidad de conseguir nuevos enlaces.

Método reactivo: seguimiento de tus fotos y petición de enlaces

Una vez que has hecho una fotografía espectacular o una infografía brillante y has conseguido que se distribuya, con un poco de suerte, de forma viral, ten en cuenta que mucha gente puede compartirla en su blog o su web sin atribuirte su autoría. ¡No te enfades! Vamos a suponer que ha sido un despiste que utilizaremos en nuestro favor.google images

Lo primero que debes hacer para localizar tus fotos es realizar una búsqueda inversa de imágenes en Google. Para ello, necesitarás la URL original de tu imagen. En Google Images, pulsa la pequeña cámara que aparece a la derecha y pega la esa dirección. Analiza los resultados y localiza aquellas páginas donde se haya compartido tu contenido sin atribuirte la autoría. Ahora, busca el email de contacto o formulario de esas páginas y envíales un mensaje pidiéndole atribución. Hazlo de forma amable; al fin y al cabo, es probable que te hagan caso y consigas un enlace fácilmente.

Estas son solo algunas algunas respuestas a cómo utilizar tus fotografías en tu estrategia de link building, pero seguro que se te ocurren muchas más. Compártelas con nosotros en los comentarios de este post, que hemos abierto para generar debate y nuevas ideas.


Autor: Víctor Martín-Pozuelo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *