Link building white hat: ¿Vale la pena hacerle caso a Google?

Link building white hat: ¿Vale la pena hacerle caso a Google?

Durante este año 2016, en el blog de Online Zebra hemos publicado algunos artículos en los que he explicado las formas de desarrollar una buena estrategia de link building natural encuadrada en un proyecto SEO integral, así como algunas tácticas para conseguir enlaces que funcionan, concretas, que empleamos en la agencia con nuestros clientes.

Espero que os haya servido, pero… ¿era necesario especificar tanto? ¿No nos da Google ya toda la información necesaria para poder optimizar nuestra web tanto onpage como offpage?

Bueno… sí y no.

En este post, voy a hacer un breve “comentario de texto”, por llamarlo así, de la información sobre optimización que nos da directamente y de forma oficial Google.

¿Por qué? Porque creo (¡de verdad!) que es muy necesario aprendernos lo que dice el gigante de internet si queremos emplear adecuadamente sus servicios… y, además, creo que es necesario explicar con detenimiento algunas de sus indicaciones.

¡Empezamos!

Link Building white hat, según Google

Ya sabéis que lo de los sombreros (white hat, black hat…) es un invento gracioso; en Google son muy serios y no usan esta terminología.

Lo que nos dice el buscador sobre los enlaces se puede encontrar en su página de pasos para optimizar una web.

Os lo resumo y copio-pego a continuación:

Sobre el link building externo (páginas enlazando a la nuestra)

Asegúrate de que otros sitios contengan enlaces hacia el tuyo.

(…)

Tenga en cuenta que nuestros algoritmos pueden distinguir los enlaces naturales de los que no lo son. Los enlaces naturales a su sitio se desarrollan como parte de la naturaleza dinámica de la Web cuando otros sitios consideran su sitio valioso y útil para sus usuarios. Los enlaces artificiales que dirigen a tu sitio se colocan específicamente para que el sitio resulte más popular para los motores de búsqueda. En las Directrices para webmasters se ofrece información sobre algunos de estos tipos de enlaces (como los esquemas de enlaces y las páginas puerta).

Solo los enlaces naturales son útiles para la indexación y la clasificación de su sitio.

Sobre los enlaces internos (enlaces en nuestra propia página)

Crea el sitio con una estructura de enlaces lógica. Se debe poder acceder a todas las páginas desde al menos un enlace de texto estático.

Bueno.

Son muy claros pero… poco explícitos, ¿verdad?

Lo primero es impepinable: tenemos que asegurarnos de que haya gente enlazándonos desde sus páginas webs. Recibido.

Si seguimos leyendo, nos encontramos que la forma de conseguir esos enlaces es, para Google, poco importante o, al menos, no creen que requiera mucha explicación. Me remito al párrafo que dice que “los enlaces naturales se desarrollan como parte de la naturaleza dinámica de la Web cuando otros sitios consideran su sitio valioso y útil para sus usuarios”. No sé a vosotros, pero me suena a “esto va solo” (y ya sabéis, si tenéis algo de experiencia en esto, que nada “va solo”). 

Para mí, la clave está en las palabras “enlaces naturales” y en otra frase que aparece en su página de directrices para webmasters:

No recurras a trucos para que el motor de búsqueda mejore la clasificación del sitio. Una buena regla general es preguntarte si te sentirías cómodo explicando lo que has hecho a un sitio web que compite con el tuyo o a un empleado de Google.

Bien. Detengámonos aquí un momento y juguemos al juego que nos propone Google:

¿Le contarías a un empleado de Google o a tu competencia que has mandado una nota de prensa y que, gracias a ella, te han mencionado en 50 medios de comunicación, de los cuales 35 te han enlazado?

Vale, OK: a lo mejor a tu competencia no se lo dirías… pero no porque te sintieses mal, sino para que no te copie la idea. Lo entiendo.

Pero sí podrías contárselo al empleado de Google, ¿no? ¿Cómo le va a parecer mal que uses una táctica ancestral (casi) en el mundo de la comunicación y el marketing como es la nota de prensa?

Dicho de otro modo: si todas las páginas web que han logrado enlaces con notas de prensa fuesen penalizadas… las grandes empresas no rankearían. Y lo hacen, vaya si lo hacen.

La primera conclusión que saco es que:

Aunque nosotros tengamos en mente que vamos a conseguir enlaces, si las acciones que realizamos son naturales y parte de una estrategia de marketing general, no vamos a tener ningún problema con ello.

Pero, ¿hay técnicas prohibidas explícitamente por Google? Es decir, lo que Google consideraría link building black hat.

Bueno, pues leamos qué nos dicen al respecto.

Técnicas de link building que pueden penalizarnos

Del mismo modo que Google es un tanto críptico a la hora de explicarnos qué debemos hacer, es mucho más riguroso cuando nos explica qué es lo que no debemos hacer, aunque siempre fiel su estilo:

A continuación te mostramos algunos ejemplos de esquemas de enlaces que pueden afectar negativamente la clasificación de un sitio en los resultados de búsqueda:

  • La compra o venta de enlaces para manipular el ranking. Esto incluye el intercambio de dinero por enlaces o publicaciones que contengan enlaces, el intercambio de bienes o servicios por enlaces o el envío de productos “gratuitos” a usuarios a cambio de que escriban sobre ellos e incluyan un enlace.

  • El intercambio excesivo de enlaces (“enlaza con mi sitio y yo enlazaré con el tuyo”) o de páginas de socios por el mero hecho de intercambiar enlaces.

  • La comercialización de artículos a gran escala o las campañas de publicación de invitados con enlaces de texto de anclaje y muchas palabras clave.

  • El uso de programas o servicios automáticos para crear enlaces a tu sitio.

De nuevo, fijémonos bien: “algunos ejemplos de esquemas de enlaces que pueden afectar negativamente”.

Exacto, ahí pone “pueden”. Puede que sí o puede que no.

Es decir: intercambiar enlaces con un socio no va a hacer 100% seguro que ambas páginas (la tuya y la del socio) se vayan a pique.

Tampoco quiere decir que enviar una muestra de tu producto a un consumidor vaya a destrozar nuestros rankings: imagina que, sin tú saberlo, uno de tus clientes agradece que le envíes una cesta de Navidad en su blog y te pone un enlace.

¿Cómo va Google a penalizar eso?

Pero prestemos atención a algunas de las otras frases: servicios automáticos, “artículos a gran escala” o “compra venta para manipular”. Google no prohíbe las acciones de link building, lo que desaprueba totalmente es el abuso de las mismas.

Entonces, como segunda conclusión, la regla para hacer white hat link building como le gusta a Google es, básicamente, ser honestos.

Al César lo que es del César

Lo que quiero que quede claro con este post es que partir de la información que nos ofrece Google es básico para desarrollar una buena estrategia SEO, tanto onpage como offpage. Sí, hay muchos expertos en el sector con sus propios blogs que ya se han leído a Google y han extraído lo más importante, ¿verdad? Bueno, olvídate de eso. Un estudiante de filosofía que quiera conocer la obra de Platón se podrá leer muchos manuales, pero en algún momento tendrá que ir al original, a los textos de Platón, para poder tener una idea del original.

No quiero comparar a Google como el filósofo griego pero bueno, lo voy a hacer: ve a la fuente original. Consulta a Google. Antes de meterte en harina, repasa lo que han establecido como información original. Eso te ayudará a estructurar tu estrategia SEO y a comprender a los gurús que cuentan batallitas en foros y blogs. Aunque luego te rías con nosotros de lo poco claro que es Google en su web, de ellos nos tenemos que fiar.

Y, luego, ya sí, ir un poco más en profundidad y leerte todos nuestros artículos sobre link building. 🙂

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *